«

»

Entrevista a Ignacio J. Casajús López, Director General de Vopak Terquimsa

¿Quién es Vopak Terquimsa y qué servicios ofrece desde sus instalaciones?

Vopak Terquimsa (Terminales Químicos, S.A.) es una joint venture entre la española CLH, líder en el mercado doméstico en logística de productos petrolíferos y Vopak líder mundial en el sector de logística de líquidos a granel.

En Terquimsa proveemos de servicios logísticos seguros y de calidad para líquidos a granel, que incluyen desde la carga, almacenamiento y descarga de productos químicos, petrolíferos y aceites vegetales, hasta servicios de valor añadido como diluciones, filtración, blending, transshiping…

A día de hoy en el Port de Tarragona contamos con algo más de 388.000 m3 de capacidad de almacenamiento en tanques de distintos tamaños y materiales, que van desde los 500m3 hasta los 50.000m3. Además contamos con acceso a tres atraques para descarga de buques con un calado excelente y alta interconectividad entre ellos y 28 conexiones por tubería con las distintas empresas del cluster. En cuanto a otros medios de transporte, contamos con 14 torres de carga para camiones cisterna y un apartadero ferroviario para vagones cisterna. Por último también disponemos de una planta embidonadora para cargar bidones o iso-contenedores.

Toda esta infraestructura nos permite ser muy flexibles y almacenar prácticamente cualquier producto químico o petrolífero, además de minimizar los tiempos de espera y operación.

¿Háblenos del porqué se ubicaron en el Port de Tarragona, desde sus principios hasta hoy y de sus futuros proyectos?

La razón para ubicarnos en el puerto de Tarragona fue el complejo industrial. En los inicios, hace más de cuarenta años, almacenábamos aceites, grasas y otros productos químicos directamente relacionados con la actividad industrial de Tarragona. Posteriormente hemos ido creciendo junto con el cluster químico y hemos desarrollado la terminal de Tarragona de forma apropiada para los requerimientos que nuestros clientes han ido teniendo. Ha sido un crecimiento orgánico que ha sucedido de un modo muy natural.

Aunque de los 388.000 m3 que tenemos en Tarragona, casi 150.000m3 son de productos petrolíferos, hoy en día respecto a los líquidos nuestro foco está en el almacenamiento de productos químicos, componentes, grasas y aceites vegetales, gases licuados, etc.

Históricamente hemos sido una terminal industrial, que atendía al cluster químico de Tarragona, aunque desde hace unos años empezamos a desarrollar más la componente de import-export ya que el desarrollo del mercado español así lo demandaba y la conectividad del puerto iba mejorando. En los últimos tiempos hemos conseguido consolidar esta función de distribución y para algunos productos hemos convertido a Tarragona en un hub regional, donde se consolidan cargas que luego se reexpiden a otros puntos del mediterráneo occidental.

En el futuro, nuestro plan estratégico 2012-2016 contempla una ampliación de la capacidad de almacenamiento para atender a los nuevos flujos provenientes de Oriente Medio, Estados Unidos y Sudamérica.

¿Qué ventajas encuentran en el Port de Tarragona? Y, ¿por qué se asociaron a APPORTT?

Uno de los factores diferenciadores en nuestra industria son las infraestructuras. En este sentido, el Puerto de Tarragona ha realizado una planificación excelente, con una visión de futuro en mi opinión muy acertada. La ampliación del calado en el muelle de la química ha supuesto una ventaja competitiva fundamental con respecto a otros puntos del mediterráneo. Por otro lado, el nuevo muelle de la química nos proporciona visibilidad a nivel internacional, ya que en un hub es importante no sólo contar con una masa crítica suficiente, sino también con potencial futuro de crecimiento.

Nuestra asociación a APPORTT es la consecuencia lógica del compromiso de Terquimsa con el puerto de Tarragona. Compartimos el objetivo de conseguir que Tarragona se convierta en un punto de referencia en el mediterráneo occidental.

¿Qué opinión les merece la apuesta del Port de Tarragona de la ampliación del muelle de la Química?

Como comentaba antes, me parece una apuesta estratégica muy acertada por muchas razones. Dotar al puerto de un calado de más de 15 metros para productos químicos supone convertirse en el único puerto en el mediterráneo con capacidad para atracar barcos de gran tamaño y posicionarse en la vanguardia de la actividad portuaria. Esta es la tendencia en el sector, donde por poner un ejemplo, se acaban de fletar dos nuevos buques de 70.000 toneladas de peso muerto para transporte de químicos, cosa que hasta no hace mucho parecía impensable.

En parte gracias a esta ampliación será posible atraer muchos nuevos flujos, ahora que la situación de los mercados y los recientes desarrollos en EEUU y Asia han cambiado de forma dramática el mapa de flujos de producto tradicional. Es muy probable que en los próximos años veamos nuevos productos entrando o saliendo de Europa y Tarragona.

¿Qué les parece la apuesta por el clúster químico AEQT y Port de Tarragona?

En estas épocas de cambios y nuevos balances energéticos globales, solo podrán sobrevivir los clusters químicos que estén bien integrados, que tengan claras estrategias y un plan de negocio sólido y consistente.  El cluster químico de Tarragona es la materialización de esta necesidad.

Juntar los esfuerzos de la industria productiva y la logística es simplemente dar el paso natural de poner en valor aquello que ya se estaba haciendo de hecho. Pero también es importante desde el punto de vista político, social y educativo, ya que da forma a uno de los más importantes motores de desarrollo del territorio.

¿Presente y futuro de las terminales químicas en el Mediterráneo?

El Presente: Mucha variabilidad e incertidumbre y fuerte competencia, no solo a nivel local, sino también y sobre todo con el resto de enclaves logísticos/productivos de nuestro entorno.

El futuro dependerá de las decisiones que se tomen hoy en la industria química y en Europa a nivel legislativo.  A pesar de que existen muchos riesgos y algunas debilidades en la zona europea, en Tarragona con el cluster químico, la posición geográfica, las inversiones en el puerto y el excelente nivel de los operadores logísticos presentes, tenemos muchas bazas a nuestro favor para lograr que sea un futuro próspero y exitoso.