«

Visita de APPORTT a la Subdelegación de Gobierno

 

apportt subdelegacio

Miembros de la comisión de servicios portuarios del Consejo de Administración de APPORTT, encabezada por el presidente de APPORTT, Andreu Suriol, y acompañado por el presidente del Port de Tarragona, Josep Andreu, entre otros, mantuvieron el pasado viernes 7 de julio, una reunión con el subdelegado del Gobierno, Jordi Sierra, en la cual se expusieron las reivindicaciones, en nivel estatal, de inspección de farmacia.

También se expusieron las dificultades administrativas y de inspecciones en algunos tráficos, que se desvían a Sête, por la carencia de recursos humanos a la hora de poder llevar a cabo las diferentes inspecciones.

El subdelegado pide datos concretos para poder justificarlo ante el Ministerio correspondiente.

Manuel López, explica que el tráfico de animales vivos ha crecido mucho en los últimos años y ahora se amplían destinos como Argelia, Egipto y se está negociando con Turquía.

La problemática de que las inspecciones no se puedan hacer por la tarde, entre otras cosas, porque no somos un puerto de 24 horas, por lo cual al medio día se acaba la jornada.

Jordi Sierra comenta que se tiene que buscar más personal con más flexibilidad, pero que para esto necesita datos concretos para poder hacer presión.

Josep Andreu corrobora que el tráfico de animales vivos ha crecido mucho últimamente y que el Port estaría dispuesto a invertir en la construcción de un segundo muelle para los animales vivos, si hay demanda, pero si no hay la posibilidad de poder inspeccionar dos buques a la vez, pues no se llevará a cabo.

Se debate entre los presentes, la problemática de la inspección de farmacia, puesto que Tarragona no está registrada y tienen que venir de Barcelona para hacerla en caso necesario.

Andreu Suriol solicita que se desbloquee el tema de la Ventanilla Única, y Jordi Sierra comenta que todos los puertos se tendrían que poner de acuerdo. Se acuerda hacer seguimiento del tema, a pesar de que está todavía muy verde.

Jordi Sierra se compromete a ir al Port, para ver in situ de qué manera se pueden coordinar los despachos.

APPORTT se compromete a recopilar los datos para poder entregarlos a la subdelegación.

APPORTT entrega una carta al subdelegado en la que deja patente la preocupación de la comunidad portuaria en todos estos temas.